Mitos y verdades de tomar agua

Mitos y verdades de tomar agua

¿Antes, durante o después de las comidas?, ¿es perjudicial en exceso? Una experta despeja las dudas.

Tomado de https://www.maxionline.ec/mitos-y-verdades-de-tomar-agua/

Beber agua es, si duda, una actividad vital para el ser humano, pero ¿le está dando la importancia que se merece? Hay diversidad de mitos sobre este hábito fundamental en todas las etapas de la vida, de las los cuáles algunos son erróneos. La nutricionista Marcela García ayuda a desmitificar algunas creencias.

Tomar agua adelgaza

MITO. “Existe poca evidencia científica sobre esta afirmación. El agua como tal no adelgaza. Al ingerirla antes de consumir las comidas produce una sensación de saciedad, lo que permite que la persona disminuya las porciones de alimentos. Si se reemplaza el consumo de jugos azucarados, gaseosas y refrescos por agua, se verán los resultados inmediatos en una reducción del peso corporal”.

Hay que tomar ocho vasos de agua al día

REALIDAD. “La cantidad de agua en el cuerpo humano varía con la edad, el sexo, la masa muscular y el tejido adiposo o grasa. En individuos adultos sanos se puede considerar la cantidad de dos litros por día. Dividir el peso corporal en kilogramos para 30 es un cálculo que puede determinar el consumo diario de agua. El resultado varía según el clima, el ejercicio físico y las condiciones de salud de cada persona”.

Tomar agua ayuda a limpiar los riñones

REALIDAD. “La hidratación es clave para preservar la salud de los riñones, ya que facilita la eliminación de productos de desecho y toxinas a través de la orina. Una persona debe beber suficiente agua al día, para diluir la concentración de cistina que se escapa en la orina, ayudando a mantenerla diluida y a los riñones limpios. Esto es lo más importante para tener salud renal, una protección a bajo costo y libre de calorías”.

Beber agua en las comidas no dificulta la digestión

MITO. “La digestión no es solo qué se come sino también cómo y cuándo, lo cual determina el estado general de salud. El proceso digestivo indica que el agua debe consumirse al inicio, seguido de las frutas, verduras, cárnicos, almidones y leguminosas. Si bebe entre las comidas, entorpece la función de las enzimas, que no pueden hacer su trabajo. Las bacterias las reemplazan y degradan los alimentos, produciendo gas que se acumula en el colon”.

Es perjudicial abusar del consumo de agua

REALIDAD. “Abusar de su consumo se conoce como síndrome de hiperhidratación o intoxicación por agua. Se produce al consumir más agua de la que se puede eliminar. Su exceso ocasiona que minerales como el potasio, sodio y magnesio se diluyan rápidamente en el torrente sanguíneo, ocasionando cansancio, calambres y pérdida de agilidad mental”.

Marcela García

Nutricionista por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Posgrado en Nutrición y Cáncer Capacitadora y educadora nutricional Asesora nutricional para instituciones públicas y privadas